Conversaciones con mi abuela (I)

Abuela: ¿Y cuántos años cumples?
David: Treinta y uno
Abuela: ¿Veintiuno?
David: TREEINTAA. Treinta-y-uno.
Abuela: Pues hay que ir mirando para casarse, ¿no?
David: Si, claro, es lo que me faltaba ya, casarme, claroooo…
Abuela: Pero no casarse para luego descasarse ¿eh?… Casarse bien… ¡Ay Dios mío! Así que ya hace treinta y un años que naciste…

Publicado por

David Lombardía

Economista/informático (quizás ni una cosa ni la otra). Música, tecnología, comunicación, viajes, gastronomía, fotografía...son algunos de mis intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *