Cambiando la perspectiva: el afeitado con una Braun 7840-s

A través de la plataforma de marketing colaborativo Trnd (al final del reportaje te explico cómo puedes unirte), estoy teniendo la posibilidad de probar una nueva afeitadora eléctrica Braun Series 7 (concretamente la 7840-s), un nuevo modelo de “afeitadora inteligente”, que dice ofrecer un afeitado “preciso y delicado”.

Se trata probablemente de uno de los proyectos de prueba y de marketing en los que más me guste participar, ya que llevo toda la vida afeitándome con máquina eléctrica -de la marca Philips- y nunca me había atrevido a “probar” otra marca por si acaso, ya que estaba acostumbrado a las afeitadoras rotatorias que siempre había usado y me daba miedo gastarme un buen dinero en algo diferente.

wp_20160914_19_47_59_pro

Sin embargo, he de decir que me ha dejado muy gratamente sorprendido esta afeitadora. Como decía, hasta el momento había venido usando diferentes modelos de afeitadora rotatoria de la marca Philips, todos en un precio entre 50 y 100 €. Esta Braun 7480-S tiene un PVP recomendado de 299 € así que quería ver si lo que aportaba valía la pena. Y la respuesta en mi caso es un “” bastante convencido, por varias razones fundamentales:

Apurado superior y delicadeza: cada cara es un mundo y conozco muchos hombres que nunca han podido afeitarse con una máquina eléctrica porque les irrita la cara. Yo sin embargo, no puedo afeitarme con maquinilla. Es cierto que algunas afeitadoras rotatorias de las que he tenido me irritaban más que otras la cara. Este modelo de cabezal pivotante ha conseguido dos cosas muy importantes: es delicada, pero apura mucho más que ninguna de las que había probado antes. Siempre me he afeitado una vez al día (las máquinas que usaba no apuraban demasiado) y con esta máquina solo necesito hacerlo una vez cada dos días. ¡Fantástico!. Además, lo hago más rápido que antes. Solo eso ya me tiene encantado, pero hay más…

Batería: su batería tiene una buena duración. Ideal para cargarla antes de irse una semana de vacaciones y olvidarse de cables.

– Uso en seco o húmedo: se puede usar bajo la ducha -con el consiguiente ahorro de tiempo-. Esto no es algo muy nuevo ni exclusivo, pero siempre se agradece.

Calidad de construcción y aspecto: es un aparato que se siente realmente robusto y bien construido. Es pequeña y se adapta y agarra muy bien a la mano, aunque pesa más de lo que aparenta por su aspecto dando una sensación de solidez fantástica. Por la forma que tiene, su funda de transporte es realmente práctica. Cuenta con un indicador de carga en verde y un led azul de funcionamiento que le dan un diseño muy elegante.

wp_20160914_19_47_20_pro

Posibilidad de personalizar el afeitado: cuenta con un selector de diferentes potencias para elegir entre un afeitado más potente o más delicado.

– Cabezal basculante bloqueable: su cabezal gira con el movimiento y se adapta a la forma de la cara. Pero también tiene una posición de bloqueo (que no he usado porque su funcionamiento es perfecto).

El único aspecto sobre el que me quedan dudas es los repuestos. La marca aconseja cambiar la lámina y el bloque de cuchillas cada 18 meses (la afeitadora lo “recordará” transcurrido ese tiempo durante 7 afeitados). Aunque con otras marcas también se pierde rendimiento si no cambias las cuchillas, me queda la duda del precio que tendrán estos repuestos al tratarse de una máquina tan sofisticada. Tengo un servicio técnico de Braun al lado de casa, así que en cuanto lo averigüe os lo hago saber.

En todo caso, la verdad es que, después de veinte años, Braun ha conseguido que cambie. Y ha sido para mucho mejor.

Como comentaba al principio, esta Braun 7840-S, con un PVP recomendado de 299 €, la he probado gracias a un proyecto de Braun y Trnd, una comunidad de marketing colaborativo con la que colaboro. En Trnd las marcas y los consumidores colaboran para mejorar y dar a conocer los productos. Si quieres ser miembro de Trnd, escríbeme…