Detalles que no cuestan (casi) nada

Hace cosa de dos años recibí uno de tantos discos nuevos en la dirección de EVMocio. Era de un grupo llamado ‘Angelik Acid’ y sonaba muy bien, así que hice la pertinente crítica de Delayed (Rec Division, 2010) y luego presté aquella edición promocional, antes de haber convertido a Mp3 el disco. Craso error, porque aun no he recuperado ese disco, y por tanto, la única alternativa que encontraba para escucharlo era Spotify.

Así que la semana pasada decidí entrar por fin a la web de Angelik Acid y encargar una copia. El precio era muy razonable: 10 € con gastos de envío incluídos así que dicho y hecho.

Hoy he recibido un paquete con mi copia de ‘Delayed’ y otra más con una pegatina ‘Para que lo regales’. Un dos por uno en toda regla, sin previo aviso. El coste de hacer esas cosas es bajo (al final lo más caro en estos casos es casi el envío…) y sin embargo, puede llegar a tener un gran poder.

Una buena acción comercial es precisamente aquella que no solo consigue satisfacer la expectativa del cliente, si superarla, ponerse un peldaño por encima. Hay detalles que cuestan poco y hacen mucho, en la venta y en la vida en general.

Publicado por

David Lombardía

Economista/informático (quizás ni una cosa ni la otra). Música, tecnología, comunicación, viajes, gastronomía, fotografía...son algunos de mis intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *