Siempre se saca algo…

A veces uno tiene que asistir a cosas que no hubiera elegido por iniciativa propia. Ayer me toc? una de ellas, pero como no hay mal que por bien no venga, de la monoton?a y la pobreza intelectual reinante en el acto, pude sacar interesantes reflexiones:
1?.- Ser un reconocido profesor universitario, haber publicado docenas de art?culos, pertenecer al Club de Roma y tener una c?tedra, permite soltar la manida frase “por parte de los pol?ticos neoliberales” sin proporcionar ejemplos ilustrativos de tan reprobable comportamiento.
2?.- Si eres representante de estudiantes, puedes presumir de ser economista -o de haber estudiado Econom?a- al tiempo que dices:
“Si no falla la teor?a liberal (sic) que me ense?aron en clase, si la oferta es peque?a, el precio subir?, y por tanto, los postgrados solo se los podr?n pagar los ricos”.
Dejando de lado la peculiar forma de referirse a la teor?a econ?mica, ser?a de justicia para con los padres de la econom?a recordar que en presencia de un mercado competitivo, la subida de precios provoca entre otras cosas un aumento de la oferta y, via el aumento de la oferta (y la competencia) tocar? empezar a diferenciarse, lo cual redunda en mayor calidad y en que se satisfagan mejor los gustos de los consumidores. Tambien podr?amos entrar a analizar elasticidades, pero intuyo que eso resultar?a ya m?s complicado de comprender.
3?.- Si adem?s de ser representante de estudiantes, presumes de no saber econom?a, y de la efectividad de las escuelas de reeducaci?n de la Uni?n Sovi?tica, puedes decir que “el hecho de no poder compatibilizar trabajo y estudios obliga a las clases trabajadoras a dejar la Universidad porque si la asistencia es obligatoria y trabajan para pagar la carrera no pueden ir a clase”.
Los dos instrumentos que permiten diferir consumo e ingresos en el tiempo tal vez sean demasiado neoliberales para hacer uso de ellos, pero para el caso de que alguien no los conozca, vamos a mencionarlos:
– Por un lado, es posible convertir ingresos actuales en consumo futuro. La t?cnica se llama ahorro, y permite trabajar ahora, y disfrutar despu?s.
-Por otro lado, es posible convertir en consumo actual, los ingresos futuros. La sofisticada t?cnica se llama cr?dito, y consiste en que te gastas el dinero ahora y lo vas devolviendo a medida que puedes, seg?n un contrato firmado con quien te lo ha prestado. En la teor?a liberal le llaman “entidad de cr?dito”. Imagino que el que presume de la difusi?n de la cultura (sic) en Cuba y admira la Uni?n Sovi?tica lo conocer? como algo m?s parecido a “usurero neoliberal capitalista salvaje”.
Si el que no se consuela, es porque no quiere…

Escrito por:

Economista/informático (quizás ni una cosa ni la otra). Música, tecnología, comunicación, viajes, gastronomía, fotografía...son algunos de mis intereses.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *