Negociando con Príncipes

Si le mostrasen el libro que comentamos y le dijesen que se trata de un completísimo tratado sobre la negociación, probablemente no se lo creería, ya que se trata de un libro de poco más de doscientas páginas en un formato bastante manejable y con una tipografía no demasiado pequeña.
Pero todo cambia una vez que el lector se adentra en el libro, que a pesar de haber sido escrito hace varios siglos conserva toda la actualidad de un auténtico tratado sobre el arte de la negociación, siempre y cuando excluyamos ciertos pasajes o comentarios propios de la época en que fue escrito.

El autor

François de Callières fue un diplomático francés nacido en 1645, fue secretario de gabinete de Luis XIV y negoció el tratado de Ryswick con los españoles en 1697. En 1716 escribió Negociando con Príncipes, que ahora es recuperado como manual de negociación. Callières falleció en 1717.

Negociando con Príncipes condensa a través de sus páginas prácticamente todo aquello que debe conocer una persona sobre la negociación, sea con príncipes, con su jefe o incluso en su vida cotidiana haciendo de la obra de Calliéres una auténtico clásico permanentemente actualizable que repasa en diecinueve capítulos todo lo referente a la negociación, y también a la diplomacia (no en vano su título completo es Negociando con Príncipes: Reglas de la Diplomacia y Arte de la Negociación).

a presente edición, de La Esfera Libros, está comandada por Attilio Locatelli y prologada por Sabino Fernández Campo y se trata de un producto editorial de apreciable calidad, donde cabe destacar la labor del editor y la calidad del soporte al que sólo se le puede criticar la portada, demasiado «blanda» para un libro que debería ocupar un lugar en los estantes de aquellas personas con responsabilidades, pero recomendable para todo aquel que quiera conocer a fondo las cualidades y habilidades de un buen negociador y comprobar cuales tiene y las que necesita mejorar. Eso sí, no lo confunda con un manual de autoayuda, ya que Negociando con Príncipes es, en todo caso, un tratado de negociación, con todas sus consecuencias.