Y después del 20N ¿qué?

Aumento del IVA, recortes de pensiones, despido masivo de funcionarios… son algunas de las cosas que se apuntan, pero solo hay una cosa clara: hay una deuda enorme y hay que pagarla o quebrar. La deuda neta del Reino de España por trabajador es de más de 55.000 €.

Recuerdo cuando empecé a seguir el índice ‘Def-Con’ de Juan Carlos Barba que combina varias variables (rendimiento de bono español y alemán a 10 años, el dato de los CDS de España a 5 años…) para obtener un índice que sitúa el Def Con 1 (riesgo inminente de quiebra) por encima de 300 puntos.

Hoy, el valor de ese índice es de 438 puntos. Y aun hay quien cree ciegamente en que de esto se sale con una poca de confianza y un gobierno nuevo.

Hace días alguien me preguntó cómo creía que íbamos a salir de la crisis. ¿Cuál fue mi respuesta? “Con mucho dolor”.